jueves, 22 de marzo de 2018

El autor de obras como "Dios es Redondo" y "Balón Dividido"

Juan Carlos Osorio aprobó sus exámenes de bachillerato y licenciatura en el Tricolor, pero ninguno de doctorado. Lo peor es que debuta en el Mundial con uno de posdoctorado, reflexionó el escritor Juan Villoro. Ver Dinamarca vs Panama 2018 EN VIVO

"En un proceso de Selección tienes muchos exámenes de licenciatura o bachillerato, muchos partidos importantes que están a ese nivel, pero en un proceso de unos cuatro años creo que sólo tienes como tres exámenes de doctorado que son grandes partidos en competencia oficial contra grandes equipos y él ha aprobado todos los exámenes de bachillerato y licenciatura, pero ninguno de doctorado.

"Desgraciadamente en el Mundial vamos a empezar con un examen de posdoctorado, con el equipo A de Alemania, no con el equipo B que ya nos goleó", expresó Villoro durante el Foro CANCHA Rusia 2018.

El autor de obras como "Dios es Redondo" y "Balón Dividido" fue más allá de Osorio al analizar al Tricolor.

"El gran problema estructural es la manera como se administra el futbol mexicano. El hecho de que haya torneos cortos impide los planes de largo plazo, probar jugadores, frena la cantera. México es un País en donde el dinero está en traspasar jugadores, no en ganar títulos, si así está nuestra Liga es difícil que la Selección sea muy diferente", dijo Villoro, quien además compartió otra percepción sobre Osorio.

"Un hombre estudioso, entregado, honesto, trabajador, desde luego que sí, creo que hay que tratarlo con bastante respeto. El gran tema es que necesitamos un entrenador que pueda permitirnos dar un salto que parece ser que él no es quien nos va a conducir en ese camino".

Villoro tocó otro tema espinoso, la coincidencia del Mundial con las elecciones del 1 de julio, uno o dos días antes del hipotético partido del Tri en Octavos de Final.

Compartió que un experto en estadísticas que trabajó en la presidencia de Carlos Salinas de
Gortari le confesó que la intención de voto por el PRI podía aumentar hasta en un 7 por ciento si la Selección jugaba muy bien en el Mundial de 1994.

Criticó el que Felipe Calderón y Patricia Mercado utilizaran en 2006 al Tri para fines políticos.

"Es muy difícil comparar el futbol con la política, desgraciadamente, ya lo estaba insinuando Roberto (Gómez Junco), el futbol es un espejo del País que tenemos, y ahí si comparamos a nuestros futbolistas con nuestros políticos, creo que nuestros futbolistas son muy superiores".